Ciudad Ixtepec Oaxaca

Así se vendían productos en el antiguo mercado de Ixtepec

No hace mucho que en las grandes ciudades de nuestro país se ha comenzado a prohibir la entrega de bolsas de plástico a los consumidores para empaquetar o poder cargar sus productos. Siendo honestos, muchos comerciantes se hacen de la vista gorda y todavía proporcionan bolsas a sus clientes.

Sin embargo las cosas no siempre fueron así. Las amas de casa y los consumidores hace más de 3 décadas iban de compras con sus bolsas de mandado o las mujeres con sus canastas de bejuco, mimbre o palma. Las mujeres con su canasta del mandado eran verdaderas estampas, dignas de fotografiar o de pintar.

En lo particular, yo recuerdo que el antiguo mercado de Ixtepec (situado donde ahora se encuentra la plaza Garibaldi), los comerciantes no usaban bolsas de plástico. Los materiales eran principalmente bolsas y pliegos de papel estraza. Para comprar productos con líquido y que no tuvieran envase de vidrio o de metal, los clientes llevaban sus recipientes para comprarlos (un rico relleno de puerco horneado, por ejemplo).

Hoja y fruto de almendra

Pero en nuestro mercado (y supongo que en otros mercados del Istmo) pasaba algo extraordinario (claro que estamos hablando del año 1973, según recuerdo). Los comerciantes que vendían carne, queso, chiles rellenos, chorizo, nicoatole o algún otro comestible que se vendiera a granel, los comerciantes utilizaban las hojas del árbol de almendra para entregar sus productos.

Imaginen una canasta con estos productos y además un ramillete de flores de jazmín acompañadas de tulipanes, palmita o guiechachi … que olores, frescura y colorido llevaban nuestras mujeres a los hogares del Istmo al regresar del mercado. ¡¡¡ Que delicia !!!.

Canasta de mandado

¿Como no recordar esos días en que la naturaleza aún podía minimizar el daño que los seres humanos le hacemos al planeta? No nos queda mucho tiempo, no nos queda mucha naturaleza que proteger, así que debemos aferrarnos a esos días en que la disfrutábamos y era benevolente con nosotros. Paisanos, hay que cuidar nuestra tierra, nuestra agua y recuperar espacios como el río de los perros, que ahora parece el «basurero Murat», tomando en cuenta que en Ixtepec se han excedido con el apellido de nuestro paisano para cambiarle el nombre a tantas obras públicas, calles, etc. Te invito paisano a revivir esos tiempos, que son gloria de nuestra tierra y nuestra gente.